Otoplastia

Contactar:   652 528 650   | 96 523 31 35    Pide tu cita

Orejas grandes o en soplillo (Otoplastia Alicante)

otoplastia alicante
otoplastia alicante

Tanto en niños como en adultos la deformidad de las orejas pueden ser origen de insatisfacción personal y desadaptación social, desarrollo de traumas y complejos. Las comúnmente llamadas “orejas en soplillo”, son una de las alteraciones anatómicas más frecuentes en el rostro.

Contando con una amplia variedad de alternativas quirúrgicas. Silfid’ te brinda la solución definitiva. Realizamos la reconstrucción auricular utilizando las técnicas reconstructivas de moldeado del cartílago más efectivas. Dejando una cicatriz imperceptible detrás de las orejas y un gran resultado estético. Tanto en la visión frontal como en la lateral y posterior, con una apariencia totalmente natural.

La cirugía de las orejas u otoplastia, consigue una re-estructuración definitiva de la forma, tamaño y proyección de las orejas. De manera que la otoplastia no sólo corrige la forma de la oreja, sino también se destina a corregir el tamaño de la misma, del lóbulo, o a corregir alguna asimetría. Se trata de una cirugía muy sencilla pero delicada y precisa.

Es conveniente realizarla de forma temprana en los niños (alrededor de los 6 años) para evitar el desarrollo de complejos y burlas de sus compañeros de escuela. Los niños con que sufren este problema en las orejas muchas veces, se ven expuestos a comentarios desafortunados, o malintencionados que pueden herirles y afectar a su autoestima.

En los adultos, buscamos ante todo un resultado estético impecable. Con una rápida recuperación, dado que pasados los primeros dos días de la cirugía, será prácticamente imposible detectar los cambios o huellas de la misma. Salvo claro está, la evidente mejora estética del rostro.

El retorno a la vida laboral se realiza de forma rápida transcurridas las primeras 48 horas de cuidados postoperatorios iniciales. Teniendo únicamente que cuidar de nuestras orejas recién operadas evitando golpes o manipulaciones bruscas. Aunque lo común es corregir el problema de las orejas separadas, la cirugía de la otoplastia abarca muchos otros casos, como te detallamos a continuación:

Corrección de orejas de soplillo

Es el defecto más común y por ende, la operación más demanda de todas las relacionadas con las orejas. Se trata de un pequeño defecto hereditario, de nacimiento, en el que las orejas están levantadas o despegadas del cráneo, aunque no causan ningún dolor. Se trata básicamente de un problema estético que sólo puede solucionarse con cirugía.

Se trata de remodelar el cartílago, y tan sólo es necesario una pequeña incisión, para llevar a cabo el proceso. Se cierra la herida y se coloca y vendaje que debe de llevarse unas 48 horas, para que el proceso sea más efectivo. Los resultados son inmediatos y una vez retirado el vendaje puede apreciarse el resultado final. Cuando se retira el vendaje se recomienda colocar una cinta que sujetes las orejas pegadas a la cabeza, al menos por las noches.

Reducir las orejas

Gracias a la otoplastia se puede conseguir reducir el tamaño de las orejas, de forma que el pabellón y el pliegue semicircular queden reducidos y más pegados a la cabeza. Para dar solución a este problema es necesaria la cirugía. Gracias a ella, es posible reducir el cartílago y reducir el tamaño y mejorar la forma de la oreja.

Asimetría de las orejas

Es otro de los problemas que pueden solucionarse gracias a la otoplastia. Unas orejas desproporcionadas, con un lóbulo distinto o más separada del cráneo que la otra. Normalmente se corrigen ambas para lograr un resultado mucho más estético.

Corregir el lóbulo de la oreja

Otra de las finalidades de la otoplastia puede ser mejorar el lóbulo de oreja. Muchas veces se descuelga por el uso de pendientes pesados, o nos encontramos con lóbulos rasgados o con exceso de piel. Mediante esta cirugía podemos devolver el aspecto inicial al lóbulo, dejando una cicatriz casi imperceptible, reconstruyéndolo de forma permanente.

Reconstrucción de la oreja

Ya sea por un accidente, o por un defecto congénito una otoplastia puede destinarse a corregir o reconstruir una oreja. Se trata de la más complicada de todas las versiones de la otoplastia. Se debe de valorar como llevar a cabo la operación de forma personal y es importante que el cirujano tenga gran destreza y experiencia. El resultado obtenido será definitivo y excelente.

En cualquier caso se trata de una cirugía rápida, segura y predecible que realizamos bajo anestesia general o anestesia local y sedación, y que consigue resultados excelentes.

Características de la otoplastia:

Duración del procedimiento 1 hora
Anestesia Local + sedación o general según se trate de adultos o niños respectivamente
Hospitalización Cirugía ambulatoria (sin ingreso)
Retorno a la vida laboral 2 días
Resultados Apreciable a los 2 días tras quitar los vendajes correspondientes y definitivo a los 15 días al resolverse la inflamación residual

Solicita tu primera sesión en este formulario

 

Otoplastia Alicante

La cirugía de las orejas u otoplastia puede durar normalmente entre una hora y treinta minutos.

Siempre el caso debe de ser evaluado por el cirujano, pero normalmente está indicado en alguno de los siguientes supuestos:

  • Orejas Asimétricas
  • Forma anormal del pabellón auditivo.
  • Orejas proyectadas hacia fuera.
  • En el caso de los niños, por lo menos mayores de 5 años.

La otoplastia se suele realizar con anestesia local. Cuando la intervención se realiza en niños, se utiliza anestesia general para que el paciente se encuentre totalmente relajado durante la intervención.

Se trata de una intervención sencilla, que no suele conllevar complicaciones. En el caso de que aparecieran suelen ser incidencias menores, como pequeños hematomas temporales. De cualquier modo, nuestro equipo médico siempre informará a cada paciente sobre las posibles complicaciones que pueden aparecer.

La preparación para la cirugía empieza una vez que el paciente acude hasta nuestra consulta. Se le informará de cuáles son los hábitos recomendables que se deben de incorporar a la vida del paciente. Así como, un cuidadoso estudio del historial clínico del paciente.

No obstante, el día previo a la intervención no se debe de cenar y permanecer unas siete horas en ayunas, dependiendo la hora a la que se programe la intervención. Siempre indicamos que los pacientes no vengan con ropa que pueda resultar incómoda, si es posible que se abra con botones por la parte delantera.

Las incisiones que se realizan quedan normalmente escondidas, ya que generalmente quedan en la parte posterior del pabellón auricular.

Si estás pensando en realizar una operación de orejas u Otoplastia Alicante, puedes ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de responder a todas tus consultas.